HUESA Shambala

HUESA Shambala

Shambala es un término que se refiere al mítico lugar sagrado escondido en el Tíbet, un lugar en el cual la gente vive en paz, tranquilidad, felicidad e iluminación. Muchas organizaciones y personas han puesto grandes esfuerzos en visitar el remoto y misterioso Tíbet para estudiar y descubrir el llamado “Shambala”, pero hasta ahora estos intentos han resultado infructuosos. Así pues, Shambala parece ser todavía un mito que solo existe en nuestras mentes.

De todas formas, hemos estado construyendo un lugar que llamamos “HUESA Shambala”, un cielo a nuestra manera, un lugar para todos los estudiantes de EU. En el “HUESA Shambala” meditamos para encontrarnos a nosotros mismos, para apreciar esta vida maravillosa y cómo proteger nuestro planeta.

En el Shambala de HUESA, aprendemos a observar esta vida sagrada con la luz del Sol, la tierra, el agua, el viento, el fuego, y todas las plantas y animales. Aprendemos a amar a todas las criaturas vivas a nuestro alrededor y a presenciar el sagrado y milagroso cambio en ellos, el cual nos lo hemos perdido en nuestra ocupada vida diaria.

En el Shambala de HUESA aprendemos a vivir juntos, a trabajar juntos, y a meditar juntos en armonía, amor y compasión para darnos cuenta de que somos los hijos de una familia más grande.

Cuando nos armonizamos con la naturaleza y las personas a nuestro alrededor, en el milagro de la meditación, encontramos la paz dentro de cada uno de nosotros. Gradualmente sabemos cómo cambiar nuestro pensamiento, nuestras palabras y comportamiento. En este momento nos convertimos en la persona más feliz sin deseo de poder, ego ni posesiones materiales. Ya no nos regodeamos en la lujuria ni en los placeres sensuales. Sabemos cómo amar, apreciar y proteger nuestra madre Tierra en lugar de explotar y destruir nuestras sagradas vidas. Solo de esta forma podemos ayudarnos  a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a aquellos a nuestro alrededor.

¡¡¡Bienvenidos a casa!!!

STORIES FROM SHAMBALA

Hoy es otro día en Shambala para nuestro pequeño grupo. Hay personas de diferentes  países como Vietnam, Italia, Portugal, España, Australia, EEUU, Malasia, Bulgaria y Tailandia. Muchos de nuestros amigos internacionales no están físicamente aquí, pero están presentes con su amor, energía y buena intención.

Hoy es una mañana muy fresca en Shambala. Acabamos de terminar los ejercicios de Yoga HUESA y las respiraciones y nos preparamos para el nuevo día. Cada mañana subimos a la colina, a la Gran Pirámide, realizamos los ejercicios mirando el amanecer y disfrutando de la preciosa vista de 360º en nuestro asentamiento Shambala.

Érase una vez el Reino de la Gran Basura sin Fondo y su General Residuos el Grande, gobernante del reino bajo un régimen autoritario y terrorista. Toda la población basura en el Reino estaba viviendo en el horror dentro de un pequeño cubo de basura, donde cada día más y más personas basura eran arrojadas a vivir en esa prisión.

Todos recordamos el cuento de hadas “La Princesa y la Rana” de nuestra infancia. Hay demasiadas situaciones en nuestra vida que nos recuerdan el momento en que la rana se transforma en Príncipe. Pero nunca esperamos que ocurra esto en la vida real. Sin embargo, sucedió en Shambala. Es la temporada de lluvias en Shambala y llueve de forma programada cada tarde.

Vivimos en este mundo tridimensional y aún dependemos mucho de nuestros 5 sentidos. Queremos ver, oír y tocar para creer que lo que hacemos está bien y para incrementar nuestra fe en la Energía Universal y las dimensiones invisibles. Dios está siempre tocando nuestra puerta, pero estamos demasiado ocupados para abrir la puerta para que él entre.